La prevalencia del síndrome metabólico, sobre todo en la población adulta, consecuencia de factores tales como el paso de los años, el abandono de una dieta equilibrada acorde con la edad, así como el sedentarismo, hace indispensable la toma de medidas que permitan prevenir esta situación y/o disminuir los riesgos que implica, con la consiguiente mejora de la calidad de vida.
Por ello, para el manejo del síndrome metabólico es esencial considerar los cambios en el estilo de vida, ajustándose a una dieta saludable e incrementando el ejercicio físico, a la vez que se intentan regular las diferentes alteraciones metabólicas.
Todos estos aspectos, así como la utilización de diversas plantas medicinales, sus principios activos y otros productos de origen natural para el control del síndrome metabólicos, serán objeto de consideración en la ponencia titulada “Síndrome metabólico: Terapias naturales y calidad de vida”.